Biografia

Alfonso Salmerón nació en el seno de una familia humilde en el almeriense Barranco del Caballar. De niño comenzó a cantar en concursos radiofónicos, de hecho apenas contaba siete años cuando ganó su primer concurso en Radio Juventud. Empezó a vivir el cante en el seno de su familia, de la mano de sus padres, incluso el cortijo en el que residía la familia se convirtió en un lugar de habituales reuniones flamencas para los aficionados locales gracias al fantástico ambiente y hospitalidad de María, la madre de Alfonso.

Salmerón tenía claro desde muy jóven que quería dedicarse al mundo del flamenco, esto le lleva con 14 años a trasladarse a Barcelona formando parte del grupo Los Jilgueros, llegando a grabar dos singles con Belter. Dos años después cuando dio por terminada este aventura regresó a Almería realizando actuaciones en el tablao en el barrio del Zapillo, donde coincidió con los Habichuela (Juan y Luis Carmona). Alfonso le cantaba a las hermanas de Juan y de Luis cuando Luis aún era bailaor. Al poco de regresar a Almería tuvo que trasladarse a Madrid para cumplir el servicio militar, consiguiendo pase de pernocta para actuar a diario en el Tablao Arco de Cuchilleros. Ya establecido en la capital, recorre los principales tablaos de la época (Torres Bermejas, Arco de Cuchilleros, Corral de la Morería…).

1985 fué un año especialmente importante para Alfonso, gana el premio por taranto del Concurso Nacional de Córdoba y en ese mismo año, formó parte de la ópera ‘Carmen’ junto a José Carreras y a Von Karajan en Viena, Afonso tendría la fortuna de repetir al año siguiente. Durante esta época y tras una extraordinaria actuación en la provincia de Ávila, se crea una peña flamenca con su nombre.

En su fructífera carrera artística ha hecho incursiones en las distintas facetas del flamenco. De esta forma ha cultivado el cante “p’alante” en los más importantes festivales tanto nacionales como internacionales junto a artistas como el Cabrero, el Lebrijano, Carmen Linares, José Mercé, Fosforito, Chano Lobato, Rancapino, Arcangel, Camarón, Argentina, Morente…

Cantando “p’atrás” ha tenido experiencias profesionales con algunos bailaores tan prestigiosos como María Rosa, Antonio Gades, Matilde Coral, Mario Maya, el Güito, Sara Lezama, Carmen Mora, etc., e incluso ha trabajado con Antonio en el Ballet Nacional.

Cabe destacar que durante largos años Alfonso ha altermado sus actuaciones con la docencia, dedicando mucho tiempo y esfuerzo a impartir clases de cante para danza española en varios conservatorios de Madrid.

Otra de las características de Alfonso Salmerón ha sido la búsqueda por los nuevos sonidos y sensaciones musicales, motivo por el cual en la actualidad dedica su labor profesional no solo a sus espectáculos de “flamenco puro” sino que además realiza actuaciones de fusión con bandas de Jazz y con músicos clásicos. Durante una de las actuaciones Plácido Domingo, después de escucharle en un teatro, se dirigió a él exclamando: ¡Qué gran tenor se ha perdido la lírica…!.

Entradas recientes